¿A favor o en contra de que se regularicen los autos “chocolate”?

79
Foto: Judith León

El día llegó. El presidente Andrés Manuel López Obrador anunció que este fin de semana los autos de procedencia extranjera en México serán regularizados; este fin de semana se firmará el acuerdo para tal fin.

Señaló que a todos los propietarios de este tipo de autos se les dará un permiso con el que se reconoce la posesión de la unidad; de esta manera se apoyará a las familias mexicanas que no tienen para comprar un carro de agencia y se inhibirán los delitos.

AMLO dijo que los propietarios pagarán una cantidad justa por la inscripción de sus autos y con los recursos obtenidos de este registro, los estados podrán ejercerlos en el mejoramiento de sus calles.

El plan de regularización de unidades aplicará de manera inicial para los estados de Baja California, Chihuahua, Sonora, Coahuila, Tamaulipas y Nuevo León; posteriormente el gobierno federal analizará un mecanismo similar para el resto de los estados.

El Presidente recordó que la regularización la ofreció en junio, después de que pasó el proceso electoral para que no se tomara como un acto “electorero”.

Opinión de la AMDA

Por su parte, el director general de la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotres, AMDA, Guillermo Rosales, señaló que el presidente López Obrador no tomó en cuenta su opinión para hacer este anuncio.

Destacó que están contra la legalización del contrabando pues solo ayudará a las mafias y no propiamente a las familias necesitadas.

“No conocemos los términos del decreto que firmará el Presidente, y a pesar de que ofreció una convocatoria a nuestro sector para recoger las mejores prácticas normativas, no fuimos convocados, ni para colaborar y opinar”, apuntó.

El líder gremial señaló que entre enero y agosto de 2021 se importaron en México 106 mil 502 autos usados, lo que representó un incremento de 35.7 por ciento comparado con lo registrado en igual periodo del año pasado. Este es el mayor incremento que reporta el sector en ocho años.

Rosales señaló que al firmar un decreto aumentará el ingreso de unidades en calidad de chatarra al país y podría afectar a la economía, como sucedió con un decreto firmado por Vicente Fox en 2006, situación que ocasionó el cierre de negocios de esta industria por más de un millón de autos que entraron al país.

Nota relacionada: Regularizar autos “chocolates” beneficiaría a familias de Sonora

Por su parte, la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA) dijo que la regularización de vehículos ilegales afectará el patrimonio de los ciudadanos propietarios de vehículos legalmente adquiridos en el país, quienes cumplen con sus obligaciones fiscales, al disminuir el valor de estos ante la saturación de la oferta que se daría con la regularización.

La agrupación que preside José Zozaya señaló que también, al margen de la buena fe en la que pudieron incurrir quienes poseen vehículos ilegales, “no podemos dejar de observar que la introducción y comercialización de los mismos es un delito que beneficia a organizaciones criminales”.

Mientras que, en Hermosillo, el alcalde Antonio Astiazarán señaló que es de su interés el programa y regularización de unidades extranjeras que circulan por el país de manera ilegal.

En el municipio que administra hay alrededor de 100 mil unidades y su registro y regularización sería de beneficio.

“Es un programa bueno, nos sirve no solamente para combatir la inseguridad sino sobre todo para darle seguridad jurídica al patrimonio de muchas familias que en este momento no lo tienen”, consideró.

Nota relacionada: “¿Y de qué quieres tu nieve?”, mensaje de AMLO para Hermosillo

Astiazarán se manifestó a favor de iniciativas como esta que le darían certeza de propiedad a los posesionarios de esas unidades y que mediante el pago de un concepto, que pudiera ser un derecho, genere recursos a estados y municipios que padecen el problema de los baches, para aplicarlos a su reparación.

Fuentes el financiero.com.mx/Ayuntamiento de Hermosillo