¡Quémala!, fue la orden para cometer la masacre de la familia LeBarón

242
Foto: elpais.com

Por Víctor Hugo Arteaga

La masacre a la familia LeBarón en territorio sonorense hace diez meses es un tema que no se ha olvidado; menos será luego de que autoridades lograra extraer videos de celular de los sicarios que participaron en el multi homicidio, y que fueron capturados.

Foto: noticieros.televisa.com

Un video que poseen investigadores oficiales confirma que la camioneta donde viajaba Rhonita LeBarón de Miller con cuatro de sus hijos, no explotó tras el ataque armado en el municipio de Bavispe, Sonora: la camioneta fue incendiada por los mismos tiradores.

El lunes 4 de noviembre, alrededor de las 10:30 horas, los Miller se trasladaron hasta el lugar desde donde salía humo negro. Lo primero que pensaron fue que la camioneta pudo incendiarse después de los disparos de metralla que recibió.

Autoridades confirmaron a los deudos de las 9 víctimas, que al menos fueron disparados 3 mil proyectiles en los dos ataques esa fecha.

Sin embargo, el video obtenido por autoridades de México y  Estados Unidos luego de extraer datos de un teléfono celular de uno de los autores de la masacre, reveló que la orden de uno de los sicarios que se encontraba en la parte superior de la loma donde sorprendieron a las familias fue: “¡Quémala!”.

Foto: lopezdoriga.com

Un hombre uniformado con traje camuflajeado dio la orden de quemar la camioneta blanca tipo Suburban en la que viajaban Rhonita LeBarón de Miller de 30 años de edad y sus hijos Howard de 12, Krystal de 10 y los mellizos Tiana y Titus de 8 meses de nacidos.

El acto criminal ocurrió a pocos kilómetros de la comunidad de La Mora, cerca de San Miguel, donde viven las familias encabezadas por el suegro de Rhonita, Kenny Miller, quien minutos antes había prestado esa camioneta a su nuera y nietos, ante la descompostura de la de ella.

El video, que tiene 60 segundos de duración, muestra el comportamiento de al menos ocho personas, segundos después de acribillar a los ocupantes de la camioneta.

La grabación fue hecha desde una loma en el camino vecinal y en él se puede apreciar a seis individuos vestidos de trajes tácticos todos en color negro, acercándose a la camioneta blanca después de haber disparado desde arriba a la izquierda del vehículo y desde atrás.

Al inicio del video puede observarse aún cómo salía humo de la parte trasera derecha de la camioneta, mientras dos hombres desde una colina ubicada a unos 100 metros graban en un teléfono celular los movimientos de sus compañeros, quienes caminan hacia la camioneta.

Un hombre del que se alcanza a ver su brazo izquierdo con chamarra camuflajeada de color verde y beige, además de guantes tácticos de color negro, comenta a su acompañante en ese sitio “ahí le van a dar el último ya”. Se refiere a una última ronda de disparos, que terminaron con la vida del pequeño Howard.

El video describe cómo en la parte baja de esa colina, tres sujetos llegan a la parte trasera de la Suburban blanca e inspeccionan el lugar en el que viajaban Tiana y Titus, los dos mezillos de ocho meses de edad y Kristall de diez años.

En la parte delantera, según los peritajes oficiales, conducía Rhonita LeBarón de Miller y a su lado en el asiento del copiloto estaba el mayor de los menores que viajaba en ese momento, Howard, cuyo cuerpo fue encontrado afuera de la camioneta casi junto a la llanta delantera derecha.

Hasta ahora, no se ha podido establecer si el pequeño fue sacado de la camioneta o él mismo intentó bajarse de ella herido y arrastrarse en busca de ayuda.

Confirman existencia del documento visual

Bryan LeBarón, uno de los voceros de la familia confirmó la existencia de ese material gráfico y no cree en la teoría de una confusión por parte de los tiradores; asegura que personalmente vio el video en varias ocasione en la SEIDO, motivo de más para exigir justicia.

Foto am.com.mx

“Para mí los asesinos vieron que habían atacado a niños y mujeres antes de terminar de matarlos y de prenderles fuego. Yo creo que desde la posición en la que se tomó el video, ellos vieron claramente a Rhonita cambiar el equipaje de su camioneta descompuesta a la que le proporcionó Kenny para poder seguir su viaje”, enfatizó.

Agregó: “Los sicarios, quienes ahora sabemos tenían una preparación y capacitación muy elevada, no tuvieron posibilidad de equivocarse, pues durante varios minutos observaron que eran niños y una mujer indefensa la que ahí estaba y no un grupo táctico de sus enemigos.

El empresario con doble nacionalidad añadió que la SEIDO les confirmó que recogieron más de 3 mil cartuchos en la escena del crimen y que en el evento participaron activamente ex policías municipales y exmilitares a quienes no les importa matar y calcinar a niños o mujeres inocentes.

Bryan LeBarón solicita a las autoridades mexicanas clasificar el asesinato de nueve de sus familiares como un acto para generar terror en la región y en el país.

“Están determinados a controlar gran parte del país y del gobierno. El código penal de la República define sus acciones ese día, como actos de terrorismo y los datos oficiales muestran que en nuestro México viven y operan los grupos terroristas más peligrosos del mundo”, concluyó.