Ernesto Gándara apuesta a reducir cobros excesivos de luz

31
Foto: Va por Sonora

El candidato a la gubernatura de Va por Sonora considera que es una acción prioritaria reducir el pago de luz de los sonorenses.

Las condiciones climáticas de la entidad generan un consumo que afecta el bolsillo de los ciudadanos y afecta la economía familiar, señaló.

El aspirante a la gubernatura recordó que cuando fue Senador de la República impulsó que se redujera el pago de este servicio, pero estos cobros han aumentado en los años recientes, a pesar de las gestiones y apoyos.

Reconoció que desde hace cinco años además de contar con tarifa IF durante el verano, los sonorenses también reciben un subsidio especial que anualmente gestiona el gobierno del Estado lo cual ayuda a todas las familias de Sonora.

Ernesto Gándara señaló, sin embargo, que todo apoyo es insuficiente y que debe establecerse un trato preferencial para los sonorenses dadas las condiciones climáticas, porque no solamente se trata de otorgar subsidios sino generar condiciones de igualdad, también es necesario garantizar que el costo de la energía eléctrica no se convierta en una crisis para las finanzas de las familias.

Una de las opciones para obtener energías más baratas es promover el aprovechamiento de los recursos naturales, como en el caso de Sonora que sería la energía solar, esto no solamente nos daría un abasto de luz limpia sino tendría un impacto inmediato en el gasto de las familias.

Gándara recordó que la aprobación de la Reforma Energética facilitaba la transición al uso de esos recursos naturales limpios y abundantes, por lo cual a la par que se cuidaba el medio ambiente, también se garantizaba a los sonorenses electricidad barata y con suministro constante.

Recordó que el pago excesivo del recibo de la luz ya no se limita a la temporada de intenso calor en Sonora, ahora también se extendió al frío y hay regiones donde es necesario utilizar calentones que funcionan con electricidad para mitigar el intenso frío de la temporada invernal, de ahí que las familias nunca descansan y siempre están entre la espada y la pared con un cobro muy alto por la luz que consumen.

No se trata de lograr privilegios, sino generar condiciones de igualdad para equilibrar el gasto de los sonorenses y establecer las fórmulas para una economía familiar donde pagar el recibo de la luz no sea una decisión que trastoque el gasto de los ciudadanos.