Uno de cada cinco sonorenses es víctima de ciberacoso, ¡no caigas!

65
Foto: Internet

El ciberacoso es una práctica que se registra con altos números en Sonora. Interpretando información generada por el Inegi, Alejandro Romero señaló que, de la gente que usa Internet, que es más de 80% de los sonorenses, prácticamente uno de cada cinco es víctima de este delito.

Reveló que 21.2% de los usuarios de Internet en Sonora son víctimas de acoso virtual, y esto va en aumento.

En el año 2020 el Inegi reportaba 20.6% de personas que eran víctimas de ciberacoso; mientras que a nivel nacional el ciberacoso es de 21.7%.

Entrevistado para Sergio Valle Informa, Alejandro Romero definió el ciberacoso como el contacto mediante identidades falsas o anónimas (como el perfil sin imagen en las cuentas de usuarios); otra situación común es la de enviar y recibir mensajes ofensivos; provocaciones para tu reacción (negativa en redes sociales); las llamadas ofensivas, suplantación de identidad y recibir contenido sexual también esta dentro de las situaciones de acoso virtual.

Agregó que, en Sonora, las mujeres son quienes más sufren ciberacoso, 23%; y que uno de cada tres jóvenes de entre 12 y 29 años también son víctimas de este delito, sobre todo si es mujer.

Recomendaciones para evitar esta situación

Las redes sociales más utilizadas por los ciberdelincuentes son Facebook, WhatsApp y Twitter (una de la que menos porcentaje de usuarios tiene).

Las medidas que toma la gente para protegerse es usar contraseñas en sus teléfonos, instalar programas antivirus y anti espías y cambiar periódicamente sus contraseñas para evitar situaciones de este tipo.

Se recomienda proteger información personal, no compartir información personal ni las ubicaciones donde nos encontramos y denunciar el ciberacoso en los espacios que ofrecen algunas redes.

También se pide tener calma y no sucumbir a la presión y manipulación de los acosadores porque eso es lo que buscan: provocar, orillar a realizar determinadas acciones, lo mejor es bloquearlo e ignorarlo y conservar las pruebas del ciberacoso porque hay algunas que son pruebas de un delito.