Estudio asegura que el reggaetón activa más el cerebro

158
Foto semana.com

La música clásica y otros géneros han recibido un revés de parte del reggaetón, pues, científicos aseguran que el ritmo provoca mayor activación en las zonas del cerero encargadas de procesar sonidos y movimiento.

Investigadores del Hospital Universitario Nuestra Señora de la Candelaria en Santa Cruz de Tenerife, señalan que este género que denigra a la mujer y la coloca como un objeto sexual y que, no obstante, tiene una aceptación impresionante en todo el mundo, pese a las correspondientes denostaciones, tiene beneficios positivos en la actividad cerebral.

El estudio realizado en el centro de investigación Imetisa, anexo al hospital Universitario de Canarias, se hizo con 28 personas sin formación musical, con gustos variados y una edad promedio de 26 años.

Se realizaron pruebas para analizar las capacidades musicales con un test de oído, por un lado de la capacidad de discriminación de melodías y por otro de frases rítmicas.

Posteriormente, los participantes fueron sometidos a una resonancia magnética al tiempo que escuchaban varios estilos musicales a los que se eliminó la letra, entre las melodías empleadas por los científicos destacan:

En reggaeton “Shaky” de Daddy Yankee y “Ginza” de J Balvin; en electrónica “Passion” de Alberto Feria y “L’amour toujours” de Dzeko, en clásica el concierto en mi menor de Vivaldi y el minué de los aires en re de Luis Cobiella, y en folclore folías y malagueñas canarias.

Y los resultados sorprendieron a propios y extraños, ya que el reggaetón fue el que mostró más activación en el cerebro, cuyas diferencias con la música clásica fueron más grandes.

La mayor activación provocada por el reggaeton implica que hay más regiones cerebrales auditivas y motoras que se activan y por lo tanto hay una mayor maquinaria trabajando en procesar la música, destacaron los expertos.

Con estos resultados “se abre una puerta” a investigar más, tanto sobre la música y su procesamiento global en el cerebro como en ver cómo afecta este mismo experimento a pacientes con enfermedades neurodegenerativas como el Párkinson.

Fuente heraldodemexico.com.mx