Inicio » Kansas City esperó 50 años para ser el #1 del Súper Bowl 2020

Kansas City esperó 50 años para ser el #1 del Súper Bowl 2020

por Editorial Sergio Valle News
7 vistas

Tras el espectacular show del medio tiempo de Shakira y Jennifer Lopez, los 49ers salieron con todo y le sacaron 10 puntos de ventaja a su rival. Los Chiefs, sin embargo, reaccionaron a tiempo y brillaron en el último cuarto, en el que tuvieron un 21-0 parcial para imponerse por 31-20.

El mariscal de campo Pat Mahomes, descollante en toda la temporada, se quedó con el premio al Jugador Más Valioso del Super Bowl. Ni siquiera los dos touch downs de Damien Williams, que valieron el triunfo en el momento más caliente del partido, le hicieron sombra en la disputa por el MVP. Al cabo, sus entregas fueron el aporte clave para una noche histórica.

Debió pasar medio siglo para que Kansas City volviera a festejar en el Super Bowl. En enero de 1970, había derrotado por 23-7 a Minnnesota Vikings. Aquella fue, también, su última vez en la gran cita del fútbol americano. Hasta este domingo en el que todo terminó en una gran fiesta, aunque antes tuvo que pelear para revertir el resultado.

El equipo californiano, luego de un mal comienzo de los de Missouri que perdieron rápidamente la primera posesión, pasó al frente en el marcador gracias a un gol de campo de Gould, quien acertó su intento desde 38 yardas.

Sin embargo, los Chiefs no se bajonearon y en la siguiente serie ofensiva lograron dar vuelta el marcador y se pusieron 7-3 promediando el primer cuarto. Mahomes, la gran estrella de Kansas, condujo un ataque de 15 jugadas y culminó marcando el primer touch down del partido. El punto extra llegó con el acierto de Butker.

El juego siguió bajo el dominio de Kansas City, que logró una intercepción y volvió a ampliar diferencias ya en el segundo período. El 10-3 parcial llegó a través de un gol de campo de Butker, desde 31 yardas, luego de 9 jugadas y un avance que no fue suficiente para llegar a la end zone de los 49ers.

San Francisco salió rápido del embrollo. En apenas siete jugadas avanzó 80 yardas con la conducción de Jimmy Garoppolo, quien culminó la serie con un pase de 15 yardas para que Juszczyk anotara el primer touch down de los californianos. Gould anotó el punto extra y la gran final quedó 10-10 en Miami.

Los 49ers aventajaron en yardaje a los Chiefs por 177-155 y parecían encaminados a tomar la ventaja cuando Garoppolo conectó con el tight end George Kittle en una jugada de 42 yardas que hubiera puesto a San Francisco dentro de la 15 de Kansas City con 6 segundos en el reloj. Pero la jugada fue anulada al señalarse una interferencia de Kittle. Los 49ers se arrodillaron en la siguiente acción para consumir el tiempo e irse al descanso.

Esta es la primera vez que el Super Bowl está empatado en el entretiempo desde 2015, cuando Seattle y New England se fueron a los vestuarios igualados 14-14.

En la primera mitad, Mahomes completó 12 de 18 pases para 104 yardas en la primera parte, mientras que Garoppolo acertó 9 de 11 para 89 yardas, y el único pase de touchdown del partido.

Ya en el segundo tiempo, los 49ers volvieron a pasar al frente en el marcador. Luego de una serie de 9 jugadas conducida por Garoppolo y un avance de 60 yardas, Gould volvió a mostrar su puntería con un gol de campo.

Parecía que los de Andy Reid volverían a tomar el mando del partido, pero Mahomes tuvo su momento negro. Primero casi pierde la pelota y más tarde sufrió una intercepción. Y los 49ers olieron sangre y fueron por más. Así fue cómo luego de seis jugadas y un avance de 55 yardas, Mostert llegó al ingoal para el segundo touch down de San Francisco. Gould, infalible, acertó el punto extra y su equipo manda por 20-10.

Ya en el arranque del último cuarto, Mahomes volvió a equivocarse y sufrió una nueva intercepción -nunca le había pasado en jugadas consecutivas- para decepción de los Chiefs que poco a poco ven cómo los 49ers se acercan al título.

Sin embargo, la defensa de Kansas City ajustó tuercas y Mahomes, lejos de desanimarse, volvió a manejar con precisión el ataque. Así, luego de sortear un tercero y 15 y de una interferencia defensiva de los 49ers, Kelce apareció en escena para recortar diferencias tras un gran pase del mariscal de campo. Butker completó con el punto extra para estirar el suspenso en Miami.

Y el marcador volvió a tener un nuevo dueño a 2m44 del final. Otra vez Mahomes avanzó 65 yardas en 7 jugadas y Williams anotó un touch down, que debió ser revisado por los árbitros. La repetición le dio la derecha a los Chiefs, que con el punto extra de Butker, pasaron al frente por 24-20.

San Francisco sintió el apremio del reloj y perdió su ofensiva. Después, a menos de un minuto y medio para el cierre, Williams volvió a golpear con un touch down para desatar la fiesta en Miami.

Entre las muestras de alegría al borde del campo de juego, Butker cumplió con el pie para establecer el resultado definitivo, ese 31-20 que quedará grabado en la memoria de los seguidores de los Chiefs. Jugar –y ganar– el Super Bowl puede suceder una sola vez en la vida. Kansas City, medio siglo después, puede dar fe.

Fuente clarin.com

Recomendación de Noticias Recientes

Deja un comentario

¡NOTICIAS EL INSTANTE!

¡SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER SEMANAL Y MANTENTE AL TANTO DE LAS NOTICIAS DE ÚLTIMO MOMENTO!