No te confíes, evita accidentes en el hogar en vacaciones

64
Foto noventagrados.com.mx

Los accidentes no pueden programarse pero sí prevenirse, y este es el llamado que hace la Secretaría de Salud para que las vacaciones en el hogar tengan saldo blanco.

La dependencia señala que al tener más tiempo disponible durante este periodo de descanso, los menores de edad son más propensos a sufrir accidentes, por ello se pide a los padres que no los dejen sin supervisión.

Enrique Clausen indicó que los accidentes más comunes en el hogar suelen ser asfixia por objetos extraños, caídas, quemaduras e intoxicaciones.

La recomendación para a los casos de asfixia es cuidar que los niños no se introduzcan a la boca juguetes u objetos pequeños, evitar que tengan a su alcance bolsas de plástico y estar atentos de que no corran mientras mastican alimentos.

Sobre el ahogamiento, el Secretario de Salud, recordó la importancia de no dejar recipientes con agua cerca de ellos, tampoco dejarlos solos en la tina de baño, albercas y cualquier recipiente con agua que esté a su alcance.

Foto webconsultas.com

Otros accidentes que pueden evitarse son las caídas, por lo que es recomendable colocar pasamanos o agarraderas en escaleras, recámaras y baños, y esta indicación aplica tanto para personas mayores como para los niños.

Foto: Secretaría de Salud

Clausen expuso que las quemaduras también pueden evitarse usando tapaderas en los recipientes de cocina para evitar salpicaduras de líquidos o aceite caliente o hirviendo; se recomienda que los mangos de ollas o sartenes no sobresalgan de los bordes de la estufa, así como también alejar a los niños del área de planchado y evitar que jueguen con cerillos, velas, encendedores o cohetes.

El funcionario dijo que para evitar intoxicaciones se guarden los medicamentos bajo llave cuando haya niños en casa, también recomendó que los productos de limpieza no estén a su alcance; recordó que es importante no almacenar productos en botellas de agua, refresco ni ninguna bebida que llame su atención.

Por último, recomendó no usar ni tocar aparatos eléctricos estando descalzo, evitar que las tomas de corriente y aparatos eléctricos estén al alcance o a menos de un metro del borde del baño o área de regadera, desconectar los aparatos eléctricos si no se están usando y mantenerlos fuera del alcance de los niños.