El castigo impuesto a las niñas del albergue Amor, Agua y Más en Guaymas, de sacarlas de su cuarto y que durmieran en el piso fue la nota en varios medios de comunicación luego de que circulara este video en redes sociales.

La nota fue que fue una manera de maltratar a las menores al obligarlas a dormir en el piso de un pasillo sin un colchón, para castigarlas por mal comportamiento.

Sobre el tema, la Fiscalía General de Justicia del Estado dio a conocer que se abrió una carpeta de investigación contra la casa hogar por los motivos ya mencionados, para sancionar a los responsables y garantizar la buena atención y trato a las niñas.

En este asunto también ha intervenido el DIF estatal para investigar el caso y garantizar el sano desarrollo de las niñas internas en esta casa casa hogar que se encuentra en la colonia Yucatán.

Se sacó la nota de contexto: periodista

Sin embargo; desde Guaymas, el periodista Raúl Rodríguez Angulo expuso que el video donde las niñas están acostadas en el suelo es real y que el argumento fue que seis menores que compartían una habitación tuvieron diferencias y para apaciguar los ánimos se sacó a las tres que provocaban el desorden.

Se trata de niñas de entre 10 y 12 años que peleaban alrededor de las 12:20 de la madrugada, dijo el comunicador, y esta situación no duró más de veinte minutos, tiempo en el que alguien se dio a la tarea de tomar el video que se viralizó, y quie, agregó, no debió hacerlo.

Rodríguez señaló que el lugar no se caracteriza por dar malos tratos a las menores que alberga, 23 en la actualidad, que éste opera con patrocinios de empresas y donativos y que el video perjudica en gran medida el trabajo que se hace.

Informó que el albergue ha reconocido que la situación no debió ocurrir y que se sancionó y separó del trabajo a quienes estaban en el turno. También asumió que se procedió de manera indebida al dejarlas ahí como castigo.

El entrevistado para Sergio Valle Informa aseguró que ha participado en algunas ocasiones en actividades que realiza el albergue y señala que no es algo común que suceda esto en el lugar.

Por el contrario, dijo que a los usuarios del albergue se les lleva a hacer deporte, a visitar el Centro Ecológico en Hermosillo y, entre otras actividades, “los encaminan a comprar sus útiles escolares”.

Agregó que se hacen muchos esfuerzos que han sido castigados con la difusión de esta noticia, con la que se perjudica la percepción de quienes apoyan a la manutención y operación del lugar.

Asimismo, comentó que el albergue opera con normalidad y que el problema fue mal resuelto inicialmente, partiendo de que fue un error hacer la grabación y compartirla.

Rodríguez agregó que al igual que se hizo viral este acontecimiento, la gente debería contribuir a compartir las acciones que se realizan para lograr el mantenimiento del sitio donde se resguarda a menores de edad que, por distintas razones, no pueden estar en sus casas.

Un albergue perdido

Relacionado con esto, dijo que en Empalme ya se ha perdido la casa hogar Rancho del Niño San Humberto, sitio con medio siglo de existencia ubicado cerca de la playa El Cochorit.

Este lugar era operado por la diócesis de Ciudad Obregón y lo administraban religiosas; ahí se cuidaba a niños que no podían estar con sus familias; sin embargo, al perderse este espacio se trasladó a los niños a otros municipios que tuvieran capacidad para recibirlos.

El caso más reciente, dijo, fue el de una niña cuyos padres abandonaron en el hospital y tuvieron que mandarla hasta Caborca porque fue el único municipio donde hubo un espacio que tuviera capacidad para recibirla y rescatarla de su situación.

Recomendación de Noticias Recientes

Deja un comentario

¡NOTICIAS EL INSTANTE!

¡SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER SEMANAL Y MANTENTE AL TANTO DE LAS NOTICIAS DE ÚLTIMO MOMENTO!