Inicio » En Venezuela “es más grave ser gay que corrupto”: militar discriminado

En Venezuela “es más grave ser gay que corrupto”: militar discriminado

por Staff Sergio Valle

El gobierno venezolano llega una vez más a sus límites de intolerancia respecto a la población, una muestra de ello es castigar a quienes tienen preferencia por personas de su mismo sexo, acusándolos de practicar “actos contra natura” y condenándolos a purgar penas en prisión.

En el caso del código de Justicia Militar que rige este país, las personas gay pueden tener una salida deshonrosa. Así es el caso de integrantes de la milicia, quienes han sido acorralados por años de presiones, enjuiciados y expulsados, aunque tuvieran trayectorias limpias en esta institución.

Ambos fueron perseguidos, humillados y discriminados por ser homosexuales; las leyes no los han podido proteger debido a que el régimen actual no ha permitido impulsar leyes que favorezcan y cuiden los derechos humanos de la población LGBT.

“Es más grave ser gay que ser corrupto”, lamenta José, como pidió ser llamado este capitán de la Guardia Nacional, de 36 años. “Hay militares corruptos, ladrones, narcotraficantes, con procedimientos, que los sancionan y siguen trabajando luego como si nada”, declara quien guarda en su celular una fotografía donde se observa una zona pelada en su cabeza por la presión que recibía.

Su pesadilla comenzó hace cinco años cuando el gobierno de Nicolás Maduro inició una investigación para determinar quién es gay en su milicia. Las sospechas sobre él comenzaron al no ser casado ni tener hijos, como hacen algunos para mantener en secreto su relación con un hombre.

Estas investigaciones, asegura, llegan a aplicar la prueba del polígrafo para que nadie tenga escapatoria al reconocer su vida privada. De esta manera sus ascensos son frenados, sus capacidades no cuentan, mientras que las humillaciones pueden ir en aumento hasta echarlos o hacerlos desertar.

Por su parte, “Rafael”, estuvo a punto de morir a manos de un compañero militar con quien intimó en su departamento después de haberse reunido para beber. Luego lo obligaron a renunciar, no sin antes haberlo amenazado.

Fuente infobae.com

Te puede interesar también...

Deja un comentario